Los antidepresivos cambian permanentemente la personalidad

Publicado el día 15 de Marzo del 2017, Por Muy Interesante México

Si consideras que los antidepresivos son temporales, este estudio te hará comprender que son más que eso...

Aqui va un banner...

Después de años de observar la plasticidad continua del cerebro (capacidad de cambiar), científicos creen firmemente que este concepto ya no es cierto. Nuestros rasgos de la personalidad no son de piedra, y hay evidencia que podemos cambiar a través de la vida. Un estudio publicado en la revista Psychological Bulletin, asegura que los tratamientos de salud mental -incluidos los antidepresivos, la psicoterapia, la terapia reflexiva, la terapia interpersonal y la terapia cognitivo-conductual- pueden alterar la personalidad, especialmente cuando se trata de neuroticismo. Se cree que el neuroticismo, uno de los cinco rasgos comunes de la personalidad (junto con la apertura, la conciencia, la extroversión / introversión y la aceptación) es un motor de ansiedad, mal humor y depresión. Algunos psicólogos clínicos lo ven como el centro de toda forma de enfermedad mental, desde el abuso de drogas y alcohol hasta la depresión y el trastorno de pánico.

(Ver: Los neuróticos son más propensos a ser genios creativos)

"Esta es una prueba definitiva de que la idea de que la personalidad no cambia es incorrecta", aseguró Brent Roberts, de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. Esto revela que la personalidad se desarrolla y puede desarrollarse.

El Dr. Roberts ha estudiado rasgos de personalidad por más de 20 años, durante su estudio notó evidencia de como los eventos de la vida pueden cambiar la personalidad de alguien, y se preguntó si la intervención directa podría hacer lo mismo. Así que se volvió a los estudios existentes para una respuesta, al final revisó más de 200 proyectos de investigación que rastrearon el progreso de más de 20,000 personas después de varias intervenciones. Los pacientes incluían personas con depresión, ansiedad y ataques de pánico, así como algunos que estaban siendo tratados por abuso de sustancias.

(Ver: El cerebro de las personas neuróticas es diferente)

Debido a que los médicos implicados habían mantenido registros cuidadosos, fue posible que el Dr. Roberts midiera si los pacientes habían cambiado sus personalidades y si el cambio se produjo después de que el tratamiento terminó. Sobre la base de cuestionarios rellenados antes y después de los tratamientos, que duró 24 semanas en promedio, los pacientes se volvieron significativamente menos neuróticos y un poco más extravertidos después de las intervenciones. Muchos pacientes informaron mejoras en su perspectiva y bienestar, con muchos diciendo que los efectos eran duraderos. Los pacientes con problemas emocionales y de ansiedad cambiaron más.

En pocas palabras, investigadores afirman que no hay diferencia significativa entre las intervenciones. Fue la intervención misma la que parece provocó el cambio. Ahora ya lo sabes, si tienes algunos problemas de salud mental, intenta ir a terapia, probablemente mejore tu ánimo.