Así es cómo puedes arruinar tu coche por falta de gasolina

Publicado el día 22 de Junio del 2017, Por Muy Interesante México

Sabemos que piensas que estas ahorrando al andar con la reserva, pero a la larga puede costarte más de lo que pensarías…

Aqui va un banner...

La luz indicadora de combustible en los automóviles nos indica cuando debes rellenar el tanque, pero muchas personas lo llevan al límite y circulan muchos kilómetros con el foco de a reserva encendido.

La cantidad de autonomía restante en tu coche depende en el modelo y la marca. Sin embargo, el hecho de que puedas llevar a tu auto al límite de ésta forma no quiere decir que debas hacerlo y en la revista Jalopink nos explican por qué.

La gasolina llega del tanque al motor por medio de la bomba de combustible del automóvil. Cuando llenas el tanque, la gasolina entra a la bomba de combustible a través de una parte llamada filtro y se mueve a través de otra bomba redonda antes de entrar a la bomba eléctrica del motor para enfriar sus bobinas de cobre.

Cuando tu automóvil se está quedando sin gasolina, el aire enfría las bobinas en vez de la gasolina. Desafortunadamente, el aire no funciona tan bien como la gasolina que fluye.

Esto quiere decir que el motor eléctrico de la bomba de gasolina se puede sobrecalentar, haciendo que las bobinas se derritan, eventualmente dañando el vehículo. Además de enfriar el motor eléctrico, el combustible también lubrica sus partes rotatorias, lo que previene un desgaste prematuro.

Correr tu coche con poca gasolina puede dañar aun más tu coche por el drenaje de sedimentos que se asientan al fondo del tanque. Cuando esto sucede, los vehículos más antiguos que sifonan la gasolina del fondo pueden resultar en un filtro de combustible tapado. En estos casos se vuelve difícil manejar el auto, ya que no llega suficiente gasolina al motor. Y conforme la tasa de flujo de combustible disminuye, la bomba eléctrica del motor se puede sobrecalentar.

De forma más simple, es malo para tu automóvil cuando no recargas el tanque regularmente – y lo que ahorres al andar con la reserva probablemente no es suficiente para justificar una bomba de gasolina arruinada.

Así que presta atención al tablero mientras manejas y ve a la gasolinera antes de llegar a la reserva. Tu vehículo y a la larga tu cartera te lo agradecerán.