La hormona del amor no es sólo humana

La hormona del amor no es sólo humana
Ciencia 17/10/14

La oxitocina, un químico comúnmente denominado la "hormona del amor" debido a que juega un papel importante en la neuroanatomía de la intimidad y los patrones sexuales, podría fortalecer el vínculo entre el hombre y su mejor amigo, de acuerdo con científicos japoneses.

En los humanos, la oxitocina es liberada naturalmente por la glándula pituitaria durante momentos específicos como al acurrucarse, durante los orgasmos, el parto o la lactancia. El investigador Toshikazu Hasegawa, de la Universidad de Tokio, y sus colegas administraron un spray nasal con oxitocina a un grupo de perros y observaron cómo se volvían más afectivos con sus dueños.

Durante el estudio, se analizó la interacción entre 16 mascotas y sus amos media hora antes y después de administrar el spray nasal. Se separó a los perros de los humanos, a quienes se les instruyó ignorar a los canes para mejor observar los resultados del experimento.

La mitad de los perros recibieron una dosis de oxitocina mientras que la otra mitad, que constituía un grupo de control, recibió una solución salina. Aquellos que recibieron oxitocina demostraron un comportamiento más afectivo que antes, pasando más tiempo sentados cerca de sus dueños y mirándolos fíjamente a los ojos, un comportamiento que la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (ASPCA) reconoce como una señal de búsqueda de atención.

El estudio apoya a las investigaciones previas que sugieren que la oxitocina podría explicar la relación única entre los perros y sus dueños. Si bien la hormona normalmente se asocia a la conexión entre amantes y madres e hijos, el nuevo hallazgo indica que también podría jugar un papel importante en las relaciones sociales entre diferentes especies.

Los resultados del estudio han sido publicados en Proceedings of the National Academy of Sciences.

COMENTA ESTA NOTA