¿Sabías que? Eres lo que comía tu abuela

Muy Interesante México | Sabías que 9/08/17

¿Sabías que? Eres lo que comía tu abuela

Un estudio publicado en The FASEB Journal, mostró que el propio ambiente prenatal de los padres tiene un impacto detectable en el peso de sus hijos. Las madres que estaban desnutridas en el útero tienden a producir bebés más pequeños, mientras que la malnutrición de un padre en el útero da como resultado que su descendencia sea más pequeña cuando tienen 2 años de edad. Los resultados provienen de un experimento que descartó confundir los factores socioeconómicos que podrían influir en el crecimiento de los bebés a través de las generaciones.

"Las intervenciones nutricionales tales como los programas de suplementación dietética en las poblaciones pobres están frecuentemente socavadas por una aparente ausencia de impacto inmediato", explicó Andrew M. Prentice, de la Unidad MRC de Gambia y MRC International Nutrition Group en Londres Escuela de Higiene y Medicina Tropical en Londres.

Este estudio demuestra que puede tomar varias generaciones para eliminar el fracaso del crecimiento y el retraso del crecimiento debido a estas influencias intergeneracionales.

Los investigadores explotaron un experimento de la naturaleza en Gambia rural, donde existe una estación anual de lluvias que crean cosechas abundantes y posteriormente otras estaciones donde existe el hambre, por falta de la misma. Las madres para quienes la última parte del embarazo está en la temporada de hambre tienden a tener bebés más pequeños. El conocimiento de que las madres y padres nacidos en la temporada de hambre fueron subestimados nutricionalmente en el útero permitió a los investigadores estudiar cómo la nutrición fetal de los padres afecta el crecimiento de sus hijos. Con una cohorte gambiana de niños nacidos entre 1972 y 2011, el equipo utilizó 31 regresión múltiple para probar si la temporada de partos predijo el peso, la longitud y / o la estatura del nacimiento de la progenie cuando tenían 2 años de edad.

"Aquí tenemos una desafortunada situación climatológica producida minuciosamente para una futura intervención esperanzadora", aseguró Thoru Pederson, de The FASEB Journal.

Comenta esta nota