www.muyinteresante.com.mx

Ciclo de agua en el Vesta

espacio / 26/09/12

La nave espacial Dawn de la Nasa encontró evidencias de asteroides ricos en agua que se implantaron en la superficie del Vesta, el segundo cuerpo más grande en el cinturón de asteroides.

El agua encontrada en estos asteroides suele permanecer dentro de los minerales hasta que un impacto crea la temperatura suficiente para derretir la roca.

Al momento de derretirse, la piedra libera el agua en forma de gas, dejando orificios de ventilación en la superficie.

El científico Carle Pieters, miembro del equipo científico de Dawn, dijo que el descubrimiento muestra que la Tierra no es la única en tener un ciclo de agua en el Sistema Solar. El ciclo se ha descrito en dos artículos que fueron publicados en Science.

Uno de los instrumentos de Dawn, que tiene la capacidad de medir rayos electromagnéticos y neutrones, detectó un exceso de hidrógeno en las regiones ecuatoriales del asteroide. Esto indica que hay un depósito de 400 partes de un millón en agua.

El segundo artículo identificó varias fosas, algunas con profundidades de 200 metros, en varias regiones. Se cree que las fosas reflejan los lugares donde el calor creado por un impacto logró desbloquear el agua y le permitió salir al espacio.

William Boyton, científico planetario de la Universidad de Arizona en Tucson y parte del equipo de la nave Dawn, aseguró a Nature que el exceso de hidrógeno pudo venir de minerales hidratados.

Boyton usó un instrumento parecido en la nave Mars Odyssey de Marte para poder identificar el exceso de hidrógeno. La explicación que se obtuvo es que el hidrógeno provendría de una capa de hielo que se encuentra bajo la superficie de las llanuras polares de Marte.

Los minerales hidratados también han sido descubiertos en la Luna, pero en este caso el mecanismo responsable es diferente. Allí, los átomos de hidrógeno del viento solar se implantan en los minerales que se encuentran en la superficie.

A pesar que los asteroides ricos en agua también chocan en la Luna, el agua que contienen posee bajas probabilidades de sobrevivir el impacto, asegura Carle Pieters, del equipo del Dawn.

La luna tiene un cuerpo gravitacional mucho más fuerte que Vesta, razón por la cual los asteroides tienden a golpearle mucho más rápido.

Dawn salió del Vesta el 5 de septiembre y se dirige a Ceres, el asteroide más grande del Sistema Solar. Ya se sabe que Ceres contiene agua, por lo que Dawn se dirige ahí porque algunos científicos aseguran que hay un océano en el subsuelo.

Redes Sociales

Síguenos

Siguenos en Facebook Siguenos en RSS Siguenos en Twitter

Recibe nuestras noticias