www.muyinteresante.com.mx

Hielo en Mercurio

Hielo en Mercurio espacio / 30/11/12

Científicos han confirmado que en los cráteres oscuros del polo norte mercuriano yacen por lo menos 100 mil millones de toneladas de agua congelada. El descubrimiento corrió a cargo de la sonda MESSENGER de la NASA, que ha estado orbitando el planeta del Sistema Solar más cercano al Sol desde 2011.

Y es que los cráteres de la región no reciben los rayos solares, confinándolos a una sombra eterna. Fue debida a esta observación que desde 1992 los especialistas sospechaban de yacimientos acuíferos congelados en los astroblemas, además de haber identificado áreas brillantes a través de medidas radiales.

Pero fue la sonda de la NASA la que ha dado evidencia convincente de la existencia de agua congelada en Mercurio, donde las temperaturas en la superficie alcanzan los 400 grados centígrados.

¿Cómo lo hizo?

El MESSENGER posee un espectrómetro (instrumento que analiza espectros específicos de una longitud de onda de energía) de neutrones capaz de identificar la actividad energética de neutrones que se encuentran en la superficie del planeta.

Así, el agua puede emitir un espectro característico de neutrones, que el MESSENGER ubicó en el Polo Norte de Mercurio, lo que indica que entre 100 mil millones y un billón de toneladas de agua congelada estarían presentes en algún punto de la región.

Sin embargo, el espectrómetro de neutrones tiene una baja resolución (en proporción a la distancia que se encuentra de la Tierra), por lo que no puede asegurar de manera definitiva que este depósito se encuentra en los cráteres. La conclusión proviene del hecho de que, al estar en sombra perpetua, el agua que existiría en los cráteres no se evaporó por las temperaturas extremas de su superficie.

Pero eso no es un problema para la sonda, que tiene instrumentos de alta tecnología, como el altímetro, que traza un mapa de la superficie al disparar pulsos de láser de 10 nanosegundos que rebotan en el suelo, dibujando un diagrama de los accidentes topográficos del planeta.

El altímetro también puede medir la cantidad de energía que se encuentra en el láser: el número de fotones (partículas elementales del espectro electromagnético como la luz) que regresan con el rayo determinan el brillo del depósito de agua.

De esta forma, el MESSENGER encontró cráteres que eran de dos a cuatro veces más brillosos que el resto de la superficie mercuriana, lo que supone evidencia clara del agua congelada.

El material orgánico que se encuentra en el depósito acuífero, que lo protegió de la evaporización en la etapa cuando la luz solar alcanzaba la zona, está hecho de hidrocarbonos como el metano y etano (componentes que propiciaron la vida en la Tierra), comúnmente hallados en cometas y asteroides, lo que infiere que el agua pudo venir de impactos en Mercurio.

El hallazgo ayudaría a entender la historia geológica de la Tierra, ya que Mercurio, al igual que nuestro planeta hogar, es un planeta rocoso. Tomando en cuenta que su material rico en carbono provino de asteroides, podemos concluir que el mismo proceso ocurrió hace miles de millones de años en la Tierra, cuando se estaba formando, creando los océanos que después produjeron vida.

Los resultados se publicaron ayer en Science.

Redes Sociales

Síguenos

Siguenos en Facebook Siguenos en RSS Siguenos en Twitter

Recibe nuestras noticias