La vejez de los astronautas

La vejez de los astronautas
Espacio 16/10/14

Los viajes espaciales afectan al organismo de los astronautas, haciendo que pierdan densidad ósea y masa muscular. Se trata de un efecto similar al envejecimiento, pero muy acelerado.

Para estudiar a fondo estas consecuencias y buscar formas de mitigarlas, el Centro Nacional de Estudio Espaciales (Francia), el Programa Europeo para la Vida y las Ciencias Físicas y la Agencia Espacial Europea han puesto en marcha un nuevo experimento en el que varios voluntarios deben pasar periodos de 21 días sin moverse de la cama.

Durante este tiempo, los participantes deben mantener siempre la posición horizontal, y tener al menos un hombro y parte de la cadera apoyados en el colchón, incluso para comer, ducharse y orinar. Además, las camas están inclinadas en un ángulo de 6 grados, lo que provoca en el organismo respuestas similares a las que suceden en condiciones de microgravedad. Se trata de una opción mucho más barata que el enviar a los voluntarios al espacio.

Los voluntarios están divididos en tres grupos: uno control, con ausencia total de actividad física; otro en el que se ejercita la musculatura con máquinas de vibración; y un tercer grupo que, además del ejercicio, se suministran suplementos de proteínas, que podrían ayudar a mantener la masa muscular.

El experimento se repetirá dos veces más para que todos los voluntarios pasen por cada uno de los grupos, y habrá periodos de descanso de 4 meses entre las sesiones.

Los investigadores esperan que los resultados ayuden, no solo a paliar los efectos de los viajes espaciales, sino también a mejorar la calidad de vida de las personas que, debido a alguna enfermedad, se ven obligadas a pasar largos periodos de tiempo postradas en sus camas.

COMENTA ESTA NOTA