Cráneo cuestiona evolución humana

Cráneo cuestiona evolución humana
Historia 20/10/14

Científicos georgianos han develado un cráneo, de hace 1.8 millones de años, que pone en duda las teorías actuales de la evolución humana. La pieza increíblemente bien preservada sugiere que el árbol evolutivo del género Homo podría tener muchas menos ramas de lo que se creía. El descubrimiento cambia por completo el entendimiento de los humanos primitivos.

El cráneo fue descubierto en 2005 en Dmanisi, Georgia. Es la primera pieza completa hallada del periodo y forma parte de la evidencia más temprana del hombre fuera de África. Junto con cuatro otros restos craneales encontrados en el mismo sitio arqueológico, demuestra que había una sola especie de hombre primitivo. No existían varias subespecies, sino una sola con diversos rasgos físicos.

El llamado cráneo 5 tiene una caja cerebral relativamente pequeña y una mandíbula inferior protuberante, características pertenecientes al Australopiteco, nuestro ancestro más primitivo. No obstante, su mandíbula superior concuerda con la de un espécimen de Homo habilis de hace 2.3 millones de años. Su hueso frontal sobresaliente tiene un gran parecido al del Homo erectus pero su cara superior y la forma general del cráneo son, sin lugar a dudas, Homo. La combinación de rasgos vuelven al cráneo 5 una quimera anatómica.

Tras ocho años de estudio, el equipo de investigadores liderado por David Lordkipanidze, director del Museo Nacional de Georgia (donde actualmente se guarda el cráneo 5) está seguro de sus conclusiones. El linaje del hombre es mucho más reducido de lo que se creía, muchas de las llamadas especies de hombre primitivo no eran más que miembros del Homo erectus con fracciones distintas.

El estudio ha desatado controversia y debate entre la comunidad científica. Muchos arqueólogos están en desacuerdo con los resultados, por lo que habrá que esperar a ver si el descubrimiento es realmente un parte-aguas en nuestro entendimiento de la historia del hombre.

COMENTA ESTA NOTA