www.muyinteresante.com.mx

Los combustibles de "Sandy"

naturaleza / 29/10/12

El "Sandy" podría no impresionar por la velocidad de sus ventiscas, pero se trata de un huracán colosal con más de mil 500 kilómetros de diámetro. Pero también, en su origen y desarrollo, intervienen factores internos y externos que, de combinarse, lo podrían convertir en la tormenta más grande que haya tenido Estados Unidos en su historia.

Aquí disponemos los factores principales que propiciarían a la tormenta perfecta.

Dos combustibles

Existen dos agentes externos que contribuirían a la intensificación del llamado Frankenstorm: una borrasca o célula de baja presión proveniente de Canadá, y un frente frío proveniente del Ártico y que contribuirá con el descenso de temperatura. La unión de estos conllevaría a una supuesta tormenta perfecta.

Presión Atmosférica

Es debido a la presión baja de la borrasca, una región donde la presión atmosférica es menor a la del aire que la rodea, lo que hará que la magnitud del huracán crezca. De hecho, el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) de EU coloca a la presión de Sandy en el nivel mínimo.

Si no hay presión atmosférica, menos fricción, lo que hace que los vientos agarren una aceleración mayor, derivando en más velocidad y mayor espacio para el desarrollo de este evento.

En estos momentos, la presión atmosférica en Nueva York es de 1007 milibares, pero se prevé que baje a los 951 (un milibar es igual a 0.25 kilogramos por metro cuadrado de presión). Como referencia, el huracán Isaac que azotó en Nueva Orleans a principios de 2012 tenía una presión atmosférica minima de 968 milibares.

Velocidad del viento

Se calcula que la velocidad promedio del huracán "Sandy" será de 120 kilómetros por hora en su punto más álgido, esta noche, y se extenderán 280 kilómetros desde el centro del meteoro, mientras lo que los vientos con fuerza de tormenta tropical se sentirán hasta 780 kilómetros de su ojo, a lo largo de las costas del sur de Nueva Jersey, Delaware, y Virginia.

Aumento en el nivel de mar

Añadiendo a los ciclos de subida del nivel del mar por el fenómeno, están los otros ciclos de mareas a causa de la luna llena. Resultado: periódicos y prolongados ciclos de inundaciones tanto en costas como en el interior de las urbes.

Así, los cálculos del NHC arrojan inundaciones de hasta 3 metros en la zona terrestre del puerto de la ciudad de Nueva York y Manhattan, pudiendo llegar al brazo de Long Island, en el propio estado de Nueva York.

A esto también le sumamos el factor de la temperatura: la temperatura tropical de 26 grados Celsius del mar que se combinará con el frente frío del Ártico propiciarán a una mayor inestabilidad meteorológica, así como mayores precipitaciones y nubosidad.

Redes Sociales

Síguenos

Siguenos en Facebook Siguenos en RSS Siguenos en Twitter

Recibe nuestras noticias