www.muyinteresante.com.mx

Escarabajos de la galaxia

Escarabajos de la galaxia naturaleza / 28/01/13

Desde hace siglos, los navegantes y viajeros se han orientado gracias a las estrellas y se sabe que muchas aves también utilizan este mapa nocturno para realizar sus desplazamientos. Ahora, un grupo de científicos de la Universidad de Lund (Suecia), ha descubierto otro animal que mira al cielo para orientarse: el escarabajo pelotero africano.

Es pequeñito, y arrastra enormes bolas de heces para impresionar a las hembras. Una vez conseguido su tesoro, este animal debe alejarse lo más rápido posible del montón de estiércol, pues allí se suele formar un verdadero campo de batalla entre los machos de su misma especie, donde todo vale para conseguir la bola más grande y dejar `fuera de juego' a sus contrincantes. Cuando llega la noche, estos sufridos pretendientes deben ser capaces de orientarse para seguir una línea recta para alejarse del montón de estiércol. 

Los autores del trabajo, que se publica en la revista Current Biology, querían estudiar la forma en la que los escarabajos se guían con la luz de la luna para no perderse. Para su sorpresa, observaron que incluso en las noches sin luna los animales mantenían sus trayectorias. Intrigados, diseñaron un experimento para averiguar qué era exactamente lo que hacía a los escarabajos mantener el rumbo. Diseñaron una serie de bolas rellenas de arena y midieron el tiempo que cada escarabajo tardaba en llevarlas desde el centro hacia el extremo de una trayectoria determinada. Repitieron la prueba tanto al aire libre como en el interior de un planetario en el que podían manipular la luz de las estrellas. 

Los resultados revelaron que los animales tardaban lo mismo en completar el camino cuando se encontraban al aire libre que cuando estaban en el interior del planetario, bajo la luz de las estrellas y de la Vía Láctea. Sin embargo, cuando se les tapaban los ojos o en el cielo tan solo brillaban algunas estrellas con poca luz, los escarabajos se perdían o completaban el trayecto con mucha dificultad. Los investigadores concluyeron que, en condiciones naturales, los escarabajos no usan estrellas individuales, sino más bien la banda completa de la Vía Láctea que les sirve como brújula. Además, la Vía Láctea es mucho más fácil de ver en el hemisferio sur, donde los investigadores realizaron sus experimentos. Los resultados también plantean la posibilidad de que otros insectos nocturnosempleen la Vía Láctea para orientarse.

Redes Sociales

Síguenos

Siguenos en Facebook Siguenos en RSS Siguenos en Twitter

Recibe nuestras noticias
Las primeras civilizaciones
Aurora boreal entre San Francisco y París