www.muyinteresante.com.mx

Caballos, flojos por naturaleza

Caballos, flojos por naturaleza naturaleza / 30/04/13

Un estudio reciente llevado a cabo por científicos de la Universidad de Guelph, en Canadá y de la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena, encontró que, de darles a escoger, los caballos probablemente se dedicarían a comer y a dormir.

En el experimento, se construyó un laberinto en la entrada de una arena con dos caminos posibles. Los investigadores condicionaron a los caballos para asociar uno de los caminos con una sola vuelta a la arena (un circuito de 40 metros de longitud) y, el segundo, con dos. Ya que se generaba la asociación, se les daba a los caballos a elegir entre los dos caminos.

De los catorce caballos sujetos a la prueba, cuatro prefirieron el camino corto y dos el camino largo. Los otros ocho no mostraron preferencia alguna.

Sin embargo, si bien estos resultados no son contundentes, sí lo fue el comportamiento de los caballos para con el experimento en sí: algunos ejemplares mostraron una clara renuencia inclusive a ingresar al laberinto. Además, movían su cola, molestos, durante el ejercicio.

La señal más clara de oposición que pudieron observar los científicos fue en una prueba preeliminar, la cual involucraba sólo cuatro caballos. Dicho ejercicio no pudo llegar a conclusión alguna porque los cuatro caballos, en vez de escoger una de las opciones que indicaba el laberinto (el circuito corto o el largo), se movían directamente hacia la puerta de salida, y a galope. La única razón por la que los científicos creen que esto no sucedió en el experimento mayor, fue porque rediseñaron la arena para que la puerta de salida no fuera visible para los caballos desde un inicio.

Así que, si bien el laberinto les dejó pocas respuestas a los investigadores, el comportamiento equino no dejó lugar a dudas sobre la percepción que tienen los caballos sobre el trabajo.

Fuente: Journal of Veterinary Behaviour

Redes Sociales

Síguenos

Siguenos en Facebook Siguenos en RSS Siguenos en Twitter

Recibe nuestras noticias
Aurora boreal entre San Francisco y París