Los malos hábitos que tienes con los lentes de contacto están dañando tus ojos

Muy Interesante México | Medicina 21/08/17

Los malos hábitos que tienes con los lentes de contacto están dañando tus ojos

Cuando la gente me pregunta por qué no uso lentes de contacto, por lo general tengo una excusa para no admitir la verdad: que pegar un dispositivo de plástico directamente sobre la frágil membrana mucosa que rodea mi córnea me aterroriza. Pero muchas personas lo hacen, y admiten que es mucho mejor que usar gafas.

Un nuevo informe del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades me hizo sentir un poco justificada en mi miedo a contactos. El informe se basa en las conclusiones anteriores de 2014, cuando el CDC encontró que más del 99% de los usuarios de lentes de contacto encuestados informó al menos un comportamiento que los puso en riesgo de una infección ocular.

Según el nuevo estudio, que examinó 1,075 infecciones relacionadas con el uso de contactos, muchas de estas infecciones pueden dar lugar a daños de larga duración. Pero son prevenibles.

Aquí están sus principales hallazgos:

Aproximadamente 1 de cada 5 informes incluía a alguien que había tenido una córnea con cicatrices, necesitaba un trasplante de córnea o tenía una visión reducida.

El 20 % de las infecciones notificadas incluyeron a alguien que había tenido problemas severos con su córnea, la cúpula frontal clara del ojo. La córnea juega un papel clave en la visión clara y tiene una capacidad notable para recuperarse de la mayoría de las melladuras menores.

Pero una infección - como las descritas en el informe del CDC - puede dañar las capas más profundas de la córnea, por lo que es difícil de sanar completamente. En algunos casos, el daño corneal también puede causar cicatrices, lo que puede distorsionar tu visión. Cuando la cicatrización es grave, es posible que necesites un trasplante de córnea, lo que implica intercambiar parte de la córnea con tejido de un donante.

Más de 1 de cada 4 informes mencionó hábitos de lentes de contacto que se sabe que aumentan las posibilidades de contraer una infección.

Si bien estos problemas suenan graves, la mayoría de ellos son potencialmente prevenibles. Por ejemplo, el informe encontró que muchos usuarios duermen con sus lentes de y los usan durante más tiempo que el período prescrito. ¿Tú lo haces?



"Los usuarios de lentes de contacto pueden reducir su riesgo de infecciones relacionadas con las lentes de contacto mejorando sus comportamientos de higiene, como no dormir en lentes de contacto, a menos que se prescriban y reemplacen sus lentes de contacto según lo prescrito", señala el informe.

Así que la próxima vez que te levantes y te pongas tus lentes, recuerda que es un dispositivo médico y lo debes de manejar con cuidado.  

Estos son algunos consejos simples para una buena higiene de lentes de contacto:

1. Lávate las manos antes de manipular tus lentes.

2. Sustituye completamente la solución de contacto de ayer.

3. Usa tus contactos sólo durante el tiempo que los receten.

4. Enjuaga el estuche del lente con una solución de contacto y límpialo con una toalla limpia después de cada uso.

Comenta esta nota