Debuta vacuna de Hepatitis E

Debuta vacuna de Hepatitis E
Salud 22/10/14

Los chinos acaban de anunciar una vacuna contra el virus de la Hepatitis tipo E, para combatir los 20 millones de infectados y prevenir las muerte de los 70 mil decesos anuales que hay en el mundo.

La vacuna se desarrolló en un conjunto de inversión pública y privada.

El virus de la hepatitis tipo E ocurre en países en vías de desarrollo con problemas de sanidad, y ataca particularmente el este y el sur de Asia. Aunque en muchos casos el contagio es mediano de gravedad, puede llevar a un fallo de hígado (hepático), y los niveles de mortalidad son del 4 por ciento en algunas regiones, con un 20 por ciento en mujeres embarazadas.

Un brote de hepatitis E en una zona del noroeste de China, enfermó a 120 mil personas, causando 700 muertes entre 1986 y 1988. Actualmente no existe un tratamiento efectivo, siendo el mejoramiento de la limpieza y los estatutos sanitarios la manera más efectiva de combatir la enfermedad.

Hace más de una década, investigadores de la Universidad Xiamen en la provincia Funjina, modificaron genéticamente un tipo de bacteria Escherichia coli para producir una proteína que, inyectada en humanos, estimula el sistema inmune contra este virus.

La nueva vacuna, aprobada por la Administración China de Comida y Drogas en 2011, podría transformar la visión de la enfermedad.

La investigación se logró luego de que el grupo Yangshengtang, compañía de alimento y cuidado personal, invirtiera 1.8 millones de dólares (23 millones de pesos mexicanos) para montar un laboratorio de biotecnología en colaboración con la universidad.

Ya existen otras vacunas contra le hepatitis E creadas, como la desarrollada en colaboración con la milicia norteamericana, que demostró grandes avances en el ensayo clínico II. Pero como la hepatitis E ocurre en países en vías de desarrollo, existió poca comercialización del medicamento.

Así, nuevas compañías operando con diferentes modelos ofrecen grandes oportunidades, podrían tener un impacto profundo en el sistema médico y sanitario global.

El estudio fue publicado en el National Library of Medicine de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos.

COMENTA ESTA NOTA