El caos del esquizoide

El caos del esquizoide
Salud 22/10/14

Las personas con esquizofrenia experimentan un sentimiento de ser controlados por fuerzas externas. Otras veces, sienten un poder ilusorio sobre situaciones incontrolables.

Ahora, el psiquiatra Martin Voss, del Hospital San Hewdig en Berlín, junto con sus colegas, descubrió que estos síntomas serían el resultado de no reconocer ni poder predecir las acciones que realizan los afectados por este mal.

Esto podría suponer un nuevo tratamiento para la enfermedad neurodegenerativa que ataca al 1 por ciento de la población mundial.

El estudio

Se probaron dos maneras en que las personas unen la acción con la reacción para predecir los efectos de sus movimientos y, retrospectivamente, deducir una conexión.

Así, se reunieron dos grupos: participantes sanos y voluntarios con esquizofrénicos. Se le pidió a cada integrante de ambos grupos mirar un reloj y ocasionalmente pinchar un botón.

La mayoría de las veces que se presionaba el botón, venía acompañado de un tono. Los participantes tenían que decir el tiempo que pasaba entre el botón y la emisión del sonido, o en su defecto, si no hubo tono alguno.

Voluntarios sanos reportaron tiempos tardíos del sonido para cada presión del botón, si es que era seguido por un ruido. Este resultado sugiere los eventos causan que las personas perciban menos tiempo entre una acción y la otra.

Los participantes sanos también dijeron escuchar el tono, aunque éste no hubiera sido emitido. Voss asegura que esto revela cómo los sujetos predecían que escucharían el ruido.

Pero la predicción no apareció en las respuestas de los pacientes esquizofrénicos. En su lugar, los sujetos pensaron que cuando no aparecía el tono, era solamente un retraso del mismo, no una omisión intencionada.

"Parece que solamente podían hacer una construcción entre la causa del efecto, y no una predicción" dijo Voss. "Tienen un problema fundamental prediciendo las consecuencias de sus actos".

En otro estudio, la psicóloga cognitiva Janet Metcalfe, de la Universidad de Columbia, descubrió que los sujetos esquizofrénicos tienen problemas para reconocer el control que tienen sobre sus acciones.

Así, dispusieron juegos de computadora para que pacientes sanos y esquizoides lo jugaran. Los voluntarios con la enfermedad tenían que mover el cursor para tocar unas Xs que caían en la pantalla, y evitar tocar la Os.

Los investigadores podían desorientar el control del jugador sobre su rendimiento, haciendo vibrar el cursor cuando querían.

El resultado fue que los pacientes sanos sabían cuando controlaban sus movimientos en el juego, mientras que los esquizofrénicos no detectaban que la turbulencia afectaba el control de su rendimiento.

Aún así, el "rendimiento de los pacientes fue muy bueno, podían juzgar cómo lo habían hecho. El hecho de que puedan juzgar me hace pensar que la terapia puede funcionar", dije Metcalf a Scientific American.

Esto puede significar que ejercitar la consciencia sobre uno mismo y el entorno podría mejorar su control: si se les enseña a conectar causas con efectos y predecir sucesos, podrían mejorar sus vidas.

Acercamientos terapéuticos como la danza y el yoga podrían funcionar.

COMENTA ESTA NOTA