Cómo estar más concentrado

Cómo estar más concentrado
Salud 22/10/14

Si bien fantasear sobre el increíble fin de semana por venir o recordar aquella vacación inolvidable puede traernos buenos momentos mentales que nos sacan de la rutina cotidiana, no es el mejor método para mejorar o cambiar nuestra tediosa  situación actual.

El estar atentos, presentes en el aquí y el ahora, puede brindar grandes beneficios tanto físicos como psicológicos. Se ha demostrado que un estado alerta reduce los niveles de ansiedad, fomenta la disciplina y mejora los resultados de las dietas.

Una nueva tecnología conocida como Resonancia Magnética en Tiempo Real permite al individuo visualizar su actividad cerebral mientras ésta sucede. Algunas personas han utilizado esta herramienta para reducir dolores crónicos, concentrándose para aumentar o reducir su actividad neurológica. Se cree que el instrumento puede ser utilizado para diversas situaciones que exijan concentración o un estado de alerta.

Pero dado que la RMI en tiempo real no está al alcance de todos, valdría la pena comenzar por llevar a cabo unos ejercicios más prácticos y sencillos para mejorar nuestro estado de alerta:

Algunos ejercicios simples pueden ayudarnos a estimular nuestra atención cotidiana; una vez generado el hábito, será mucho más fácil mantenerlo.

Un truco sencillo radica en el atrasar las recompensas inmediatas. Al considerar las opciones presentes, solemos escoger en base a los beneficios inmediatos y no en los bienes que éstas opciones pueden brindarnos a largo plazo. Así, si nos dan a escoger entre una manzana o un chocolate, lo más probable es que escojamos el chocolate.

Sin embargo, si retrasamos la decisión tan sólo cinco minutos, desearemos casi 50 por ciento menos el capricho. Así, con un mejor juicio, podremos efectuar mejores fallos.

Otra buena herramienta es enlistar las consecuencias de nuestras decisiones. Comparando los pros y los contras de algo puede dotar de significado nuestras convicciones, dándoles más fuerza.

Sencillamente el ejecutar a diario ejercicios de concentración que consisten en poner atención a los sonidos a nuestro alrededor puede mejorar en gran medida nuestro estado de alerta.

Ahora sí... Ya no hay excusas para no poner atención.

fuente: Scientific American

COMENTA ESTA NOTA