Los justicieros, ¿héroes o delincuentes?

Publicado el día 27 de Enero del 2017, Por Muy Interesante México

Las noticias de vengadores anónimos que detienen asaltos se han vuelto más comunes en los últimos meses, ¿cuál es tu postura al respecto?

Aqui va un banner...

El Bueno, el Malo y el Feo / United Artists

 

En éste año hemos visto el surgimiento de llamados ‘justicieros’ que han detenido asaltos matando a los agresores. Para algunas personas son considerados héroes, pero frente la alza de éste tipo de evento las autoridades no están seguras de cómo actuar al respecto.

 

El caso más reciente sucedió en una taquería de la colonia Narvarte, en donde un hombre truncó un asalto al matar a dos de los tres perpetradores,  que intentaban despojar a los comensales de sus pertenencias y robar el dinero de la caja del local.

 

El caso más sonado probablemente es el del llamado ‘justiciero de la Marquesa’, en donde un hombre mató a cuatro sujetos que buscaban robar a los pasajeros de un autobús que viajaba rumbo desde San Mateo Atenco rumbo a la CDMX. Los hechos sucedieron el 31 de octubre de éste año, y el presunto vengador no ha sido identificado.

 

En 2014 también hubo otras dos situaciones separadas en las que asaltantes abatidos a bordo de camiones de transporte público en la colonia Santa María la Ribera. Los vengadores anónimos tampoco fueron detenidos.

 

Usualmente, después de estos incidentes, los testigos no proporcionan datos fidedignos, protegiendo de alguno manera a la persona que los ‘salvo’, es por ello que en la mayoría de las ocasiones, las autoridades no han podido dar con los implicados.

 

Ante este surgimiento de justicieros hay quienes los apoyan, diciendo que las autoridades deberían de ocuparse mejor en buscar a los delincuentes que a las personas que los han ‘salvado’ de ser despojados de sus pertenencias.

 

Por su parte, las autoridades tampoco saben como actuar, ya que por un lado no quieren que la gente piense que ellos no son capaces de resolver las necesidades de seguridad del país. También quieren evitar que la percepción de impunidad siga aumentando, pero por otro lado está la presión social, en donde la sociedad reclama que estos vengadores hicieron el trabajo que la policía no pudo hacer.