Misteriosas líneas del Amazonas podrían enseñarnos técnicas de conservación

Publicado el día 06 de Abril del 2017, Por Muy Interesante México

Estos geoglifos fueron diseños fueron creados hace más de 2000 años, sin embargo podrían ser el secreto para conservar el Amazonas…

Aqui va un banner...

 

Sabemos que la selva del amazonas tiene una gran historia de interferencia humana. Los científicos han estado estudiando los grandes geoglifos de la región – grandes diseños trazados en el suelo con rocas y otros desperdicios – desde 1960, cuando la deforestación mostró las primeras e impresionantes formas.

 

Debido a que los geoglifos solo aparecían una vez que se había quemado la vegetación, los investigadores especulan que los artistas deben de haber hecho lo mismo para construirlos.

 

Pero de acuerdo con una nueva investigación, esta información no debe de darnos esperanza de que será fácil recuperarnos de la deforestación moderna – que en el ultimo medio siglo ha destruido cerca del 20 de la selva tropical del amazonas.

 

Los geoglifos han sido citados como una seña de que las selvas amazónicas no deben ser tan cuidadas. Algunos bosques han evolucionado para quemarse de vez en cuando.

Si la selva tropical del Amazonas ha sido utilizada por los humanos durante miles de años – y creció de vuelta correctamente al desocuparla - ¿entonces debemos dejarla que crezca sola otra vez no?

 

Los nuevos hallazgos sugieren que los agricultores indigentes habían limpiado sus alrededores en una escala mucho menos que la forma en que lo hacemos hoy día.

 

Así que mientras el área puede no estar adaptada para una reclusión completa, aún debemos preocuparnos que por nuestra intervención excesiva terminemos por completo con dicho ecosistema.

 

"En nuestros registros, no encontramos ningún paralelo antiguo para este tipo de supresión de vegetación", dice Jennifer Watling, investigadora post-doctoral del Museo de Arqueología y Etnografía de la Universidad de São Paulo. Watling dirigió el estudio, publicado esta semana en el diario PNAS.

 

El equipo encontró pruebas de antiguas quemaduras controladas en los geoglifos de Acre, un estado en el oeste de Brasil que actualmente está experimentando una fuerte deforestación. Analizaron el carbón en el suelo circundante, así como la búsqueda de isótopos estables en carbono y fósiles vegetales microscópicos llamados fitolitos. Estos datos les permitieron reconstruir 6,000 años de la historia ecológica del área.

 

Como era de esperar, encontraron capas de carbón lo suficientemente pesado como para sugerir que los seres humanos despejaron el área con un incendio cuando se movieron por primera vez hace unos 4,000 años.

 

Pero estos pueblos indígenas no siguieron cortando y quemando todo lo que quisieran. En cambio, de acuerdo con los hallazgos de Watling, alentaron selectivamente el crecimiento de las palmeras mientras se quemaba el bambú.

 

Y cuando llegó el momento de construir un geoglifo -una práctica misteriosa que comenzó hace unos 2,000 años, cuyos propósitos aún son desconocidos-, los habitantes de la localidad limpiaron la tierra con fuego, pero lo mantuvieron contenido en pequeñas áreas alrededor de la ubicación prevista del diseño .

 

"La falta de evidencia de la deforestación a gran escala en el pasado significa que no podemos asumir que los bosques de Acre se recuperarán de las prácticas insostenibles de uso de la tierra de hoy", concluye Walting.