Naves espaciales serán invisibles

Naves espaciales serán invisibles
Tecnología 17/10/14

En la Universidad de Michigan desarrollaron una 'manta' con tubos a escala nanómetrica que permite hacer 'invisibles' objetos tridimensionales; su grosor es la mitad del de una hoja de papel y absorbe el 99.9% de la luz que le llega.

Al ser cubiertos con los nanotubos (capas de grafeno de un átomo de espesor, enrolladas en tubos cilíndricos), los objetos se oscurecen; sólo se ven como una lámina negra plana, haciéndose imperceptibles al ojo humano, en un 'negro perfecto'.

Para probar su teoría, los científicos grabaron una pequeña imagen tridimensional de un tanque hecho de silicio. Al observarlo a través de un microscopio, los contornos del vehículo pudieron verse con claridad bajo la luz blanca, pero cuando la capa de nanotubos fue colocada, la estructura del tanque desapareció y no se pudo distinguir del fondo.



La tecnología funciona porque el índice de refracción de los nanotubos es muy cercano al del aire; es decir, consiguen reducir la velocidad de la luz a un grado similar, y como resultado hay muy poca dispersión de luz al momento de pasar desde el aire hasta la capa de nanotubos. El material es como una perfecta tela negra que puede ocultar por completo la estructura tridimensional de un objeto, explicó a la BBC Haofei Shi, investigador que dirigió el estudio, el cual será publicado en Applied Physics Letters.

Así, estos nanotubos podrían utilizarse en pantallas de ultra alto contraste, nuevas pinturas para aviones stealth y en grandes cantidades ocultar incluso una nave espacial en el espacio profundo.

No es la primera vez que los nanotubos de carbono han sido usados para crear 'telas de invisibilidad'. En octubre pasado científicos de la Universidad de Texas en Dallas 'desaparecieron' láminas transparentes de este material cuando fueron sumergidas en un líquido y calentadas con corriente eléctrica. El doctor Ali Aliev, a cargo de la investigación, señaló que el material provocó un efecto de espejismo al hacer que la luz se curvara a su alrededor, similar a los 'charcos de agua' que a veces creemos ver a lo lejos en la carretera durante un día caluroso.

También la NASA tiene en la mira las propiedades de los nanotubos de carbono para absorber la luz. Actualmente trabaja en un material ultraoscuro, recubrimiento capaz de absorber más de 99% de la luz visible, ultravioleta, infrarroja y la luz en el rango del infrarrojo cercano. Podría usarse en detectores y en componentes de instrumentos en los que la luz difusa causa problemas.

COMENTA ESTA NOTA