Tener el control de tu vida podría mantenerte joven y vivir más