Cuerpo y Mente

Tu cerebro tras una ruptura se ve igual que el de un adicto en abstinencia