Una mutación genética hace que la gente no sienta dolor

Una familia en Italia tiene la mínima sensibilidad al dolor debido a un desorden genético. Comprender el funcionamiento del gen que lo provoca abre la posibilidad de crear nuevos analgésicos.