Historia

Así fue 1582, el año al que la Iglesia Católica le robó 11 días para imponer un nuevo calendario

1582