Categorías: Historia

El verdadero Jon Snow: el físico que sí supo y mucho sobre medicina

El Jon Snow de Game of Thrones es conocido por no saber nada (You know nothing), a pesar de que cruzó el muro de hielo para pactar con los Salvajes, fue elegido Comandante de la Guardia de la Noche, recuperó Winterfell y unió al Norte para pelear contra el Rey de la Noche y su ejército de muertos…

Grandes hazañas aunque el Jon Snow de la vida real no se quedó atrás, pues ayudó a desarrollar la anestesia y a fundar el campo de la epidemiología en el siglo XIX.

 

La Batalla de las Teorías

Cuando Snow (el real) estudiaba medicina en Londres, la idea de que el «mal aire» causaba enfermedades era la hipótesis mejor aceptada entre la comunidad inglesa. Después de todo, muchas personas se enfermaron por estar cerca de cadáveres, aguas residuales u otras personas enfermas.

Según la Organización Mundial de Salud (OMS), la contaminación del aire causa la muerte prematura de 7 millones de personas cada año, aunque no de la forma en que pensaban los médicos del siglo XIX.

La teoría miasmática sostenía que el mal aire (heces, agua sucia) era un tipo de aire completamente diferente. Pero no contemplaba que sólo a través de virus o bacterias en el aire la gente podría enfermarse.

Eso significó que, cuando se produjeron epidemias como el cólera, la respuesta fue simplemente huir de cualquier persona y de cualquier cosa que pareciera estar infectada.

Cuando el cólera golpeó Londres en 1853 y 1854, fue mortal para muchos, debido a la deshidratación resultante de vómitos abundantes y diarrea.

El cólera es una enfermedad increíblemente infecciosa, aunque sólo por vía fecal u oral.

En esos años Snow ya era un médico muy conocido por su trabajo en anestesia. Inclusive anestesió a la Reina Victoria para reducir el dolor en uno de sus partos. También estaba muy interesado en estudiar la higiene médica.

La Reina Victoria el día de su coronación. Pintura: Sir George Hyter

 

Londres: ciudad e infección

El agua de Londres en ese entonces estaba bastante sucia, a menudo provenía de zonas del Río Támesis dentro de los límites de la ciudad, las cuales eran aguas residuales y desechos industriales.

En 1852, uno de los principales proveedores de agua, Lambeth Company, trasladó su fuente de agua a un lugar mucho más limpio. Otro proveedor en un área similar, Southwark y Vauxhall Company, mantuvo su entrada en una parte contaminada del Támesis.

Snow se dio cuenta que esto presentaba un experimento natural, del cual escribió en un artículo de 1855:

«No menos de trescientas mil personas de ambos sexos, de todas las edades y ocupaciones, y de cada rango y estación, desde personas gentiles hasta personas muy pobres, se dividieron en dos grupos sin su elección y, en la mayoría de los casos, sin su conocimiento”.

Esto era la aleatorización, una práctica crucial para la epidemiología moderna, pero no durante la era de Jon Snow.

Se dio cuenta de que podía mirar hacia atrás, en donde ocurrieron casos de cólera la última vez que llegó a Londres, en 1849, y luego esperar a que la enfermedad volviera a atacar.

Antes del cambio en el suministro de agua, las personas contrajeron el cólera a tasas similares sin importar dónde obtuvieron su agua.

Otro brote de cólera comenzó en agosto de 1854, y Snow inmediatamente comenzó a recopilar datos. Estos mostraron que las personas que obtenían su agua de Southwark y Vauxhall, tenían una tasa de mortalidad de 315 por cada 10 mil hogares. Aquellos con el agua más limpia de Lambeth Company murieron a una tasa de sólo 37.

 

Soho: la prueba final de Jon Snow

Casi exactamente al mismo tiempo, Snow también realizó otro experimento crucial en Soho, Londres. Había vivido ahí antes y cuando el cólera golpeó la ciudad en 1854, fue uno de los barrios más afectados.

En la noche del 31 de agosto, 56 personas se enfermaron cerca de la calle Broad. Hubo 143 nuevos casos al día siguiente y 116 al día siguiente, con cientos de muertes en pocos días.

Snow fue a investigar la bomba de agua en Broad Street, pero no encontró pruebas suficientes de contaminación para probar su caso, así que recurrió a los datos.

Pub memorial de Jon Snow en Broadwick Street, Londres.

 

Fue al Registro de Muertes y planificó todas los casos en el área. La mayoría de ellos eran de los hogares alrededor de la bomba de Broad Street, y para las 10 muertes que ocurrieron en hogares más lejanos, Snow fue a hablar con las familias para ver si tenían alguna conexión con Broad Street.

Resultó que cinco caminaron más lejos para obtener agua de la bomba contaminada porque generalmente tenía mejor agua. Dos casos muy lejanos, en Hampstead e Islington, resultaron ser el resultado de una mujer mayor que vivía en Hampstead, quien recibió el suministro de agua específicamente de la bomba de Broad Street: ella le había ofrecido el agua a su sobrina que había regresado a Islington, donde murió.

Luego, Snow contactó a todas las personas que no se enfermaron. Una casa de trabajo para presos había sido rodeada por casas afectadas por el cólera, pero solo había cinco muertes de 535 presos: la casa de trabajo tenía su propio pozo, por lo que la gran mayoría bebía agua perfectamente segura.

Una cervecería local estaba igualmente intacta, y cuando Snow visitó al propietario, éste le informó que todos los hombres evitaban el agua y preferían quedarse con la cerveza.

 

Reconocer a Jon Snow

Con sus datos, Snow logró que la policía local quitara la manija de la bomba de Broad Street para que los residentes no pudieran obtener su agua allí. Para entonces, el brote probablemente ya había comenzado a extinguirse, en parte porque los lugareños estaban tan asustados que huyeron del área. Pero la eliminación de la manija efectivamente detuvo el brote.

Una investigación posterior descubrió que el pozo debajo de la bomba estaba ubicado cerca de una alcantarilla, la cual se había contaminado cuando tiraron el pañal sucio de un bebé. El bebé tenía cólera y, a través de la bomba de agua de Broad Street, lo esparció a cientos de sus vecinos

A pesar de toda esta evidencia, las autoridades volvieron a colocar la manija de la bomba sin solucionar el problema de las aguas residuales. Todos seguían creyendo en la teoría miasmática, y ​​seguir el consejo de Snow equivaldría a admitir que estaban equivocados.

Placa en reconocimiento a Jon Snow en Broadwick Street, Londres.

 

Además, parecía que tenían razón: nadie se enfermó de nuevo una vez que la bomba volvió a funcionar. Por supuesto, para entonces, las bacterias del cólera habían sido expulsadas del sistema, pero en ese momento no lo sabían.

La comunidad médica no aceptó la fuente bacteriana del cólera hasta mediados de la década de 1880 cuando el microbiólogo Robert Koch descubrió la bacteria Vibrio cholerae.

El mismo Jon Snow se negó a beber agua del grifo por el resto de su vida, insistiendo en hervirla primero. Esa práctica luego se convertiría en una norma para todos los médicos al usar agua o herramientas en sus pacientes.

Desafortunadamente, Snow no vivió lo suficiente para ver cómo sus ideas ganaban aceptación: tuvo un derrame cerebral en 1858 y murió seis días después.

Hoy en día, los investigadores utilizan técnicas estadísticas muy similares para investigar las causas ambientales y patógenas de las enfermedades.

Así que John Snow sí sabe y mucho: en la realidad innovando en la medicina y en Game of Thrones destruyendo a los White Walkers.

 

También lee:

¿Y si el invierno de Game of Thrones sucediera en nuestra planeta?

Muy Interesante MX

Compartir
Publicado por
Muy Interesante MX
Tags: Cólera Game of Thrones Jon Snow Medicina Muy Interesante México Muy Interesante Mx

Contenido reciente

  • Historia

Coyolxauhqui, Coatlicue, Huitzilopochtli: La familia sangrienta

Una de las leyendas más impactantes del panteón mesoamericano es la protagonizada por los dioses Coatlicue, Huitzilopochtli y Coyolxauhqui, quienes…

8 horas atrás
  • Curiosidades

‘Da Vinci Experience’ llega a la CDMX en diciembre

Leonardo da Vinci tuvo una gran capacidad de hacer conexiones entre distintas disciplinas –– ciencia, humanidades, arte y tecnología ––.…

16 horas atrás
  • Curiosidades

Flor de nochebuena: 10 curiosidades de la flor azteca

La flor de nochebuena (Euphorbia pulcherrima) es nativa de México y América Central. Hoy es símbolo de las fiestas navideñas alrededor…

20 horas atrás
  • Ciencia y Tecnologia

Gemínidas: La última lluvia de estrellas del 2019

Antes de que termine el 2019 tendremos un evento astronómico conocido como las Gemínidas. Esta lluvia de estrellas sucederá del…

2 días atrás
  • Salud y Bienestar

Almendras: 5 beneficios de esta snack inteligente

Los beneficios para la salud que aportan las almendras se han documentado en innumerables ocasiones durante siglos. Asimismo, la investigación…

2 días atrás
  • Curiosidades

Celestún: Un paraíso terrestre en Mérida

Ver una bandera de flamencos rosas volando es un espectáculo memorable. La gran envergadura de sus alas de punta negra…

3 días atrás