Murió Koko, la gorila que dominó el lenguaje de señas