Categorías: Mitos y leyendas

Mitos y leyendas: El jinete decapitado, terror a caballo

A finales de 1970, en los alrededores de la pequeña comunidad de Tarrytown, Nueva York, existía un solitario valle, hogar de demonios y seres espectrales. Entre éstos había uno que regía a los demás: el espíritu de un jinete decapitado que atravesaba el lugar a toda velocidad sobre un negro e imponente corcel.

Hubo quienes creían que se trataba del ánima de un soldado de Hesse –– mercenarios alemanes que pelearon bajo bandera inglesa durante la Guerra de Independencia de Estados Unidos (1775-1783) –– a quien una bala de cañón arrancó de cuajo la cabeza mientras galopaba en batalla.

Desde entonces, su fantasma se dedicó a deambular por el valle de Sleepy Hollow en busca de su testa perdida.

Su cuerpo –– se pensaba –– debía estar enterrado en el camposanto junto a la vieja iglesia del pueblo, donde algunos valientes decían haber visto al endemoniado caballo amarrado a una de las tumbas justo antes del amanecer.

Si alguien tenía la mala suerte de estar en el bosque durante la noche, corría el riesgo de encontrarse con el jinete decapitado. Éste se contentaba con dejar oír el ruido de los cascos de su bestia para provocar el pánico.

Pero otras veces, si su víctima iba montada, se colocaba a su par o galopaba detrás de ella, persiguiéndola en una enloquecida carrera tras la que sólo quienes eran lo suficientemente rápidos y diestros vivían para contarlo.

Desde que en 1820 se publicara el cuento corto “The Legend of Sleepy Hollow”, como parte de El libro de apuntes de Geoffrey Crayon, una recopilación de historias basadas en la tradición oral, del escritor Washington Irving (1783-1859), el jinete sin cabeza se convirtió en uno de los personajes más emblemáticos del folclor de Estados Unidos. 

La leyenda de Sleepy Hollow de Washington Irving. Historia del jinete decapitado.

A galope tendido

Uno de los cuentos populares en los que pudo inspirarse, es la llamada “Caza salvaje” (Wild Hunt). Según la versión más expandida del mito, éste es una partida de cazadores fantasmas montados a caballo que junto con sus enormes sabuesos, procedentes del infierno, se hallan inmersos en una desenfrenada carrera a través del cielo y la tierra.

Algunos creen que estas ánimas se encargan de perseguir por las noches a los pecadores y a aquellos no bautizados, como se relata en una leyenda de los Países Bajos, en la que al morir, el espectro de la concubina de un cura católico es perseguido por estos seres, dejando escapar alaridos que, junto con los ladridos de los perros y el trote de los caballos fantasmales, hielan la sangre de quien los oye. 

Dependiendo de la región donde la leyenda se cuente, este grupo puede ser liderado por un guerrero o señor de gran importancia, como el rey Arturo en Gran Bretaña, o por una deidad, como ocurre en los países nórdicos, donde se creía que se trataba del dios Odín montado a lomos de su caballo de ocho patas Sleipnir.

En una de las tantas versiones del folclor inglés, quien encabezaba la marcha era el rey Herla, monarca que luego de haber sido convidado a la montaña de los enanos fue advertido de no apearse de su caballo hasta que un perro de caza que iba en su silla de montar bajara primero.

Trescientos años después se dice que tanto él como su comitiva siguen galopando.

Representación de Odín montando a Sleipnir. Wikimedia Commons

El líder de la Wild Hunt también podía tratarse de un personaje de la historia de cada localidad. Como en la leyenda alemana, donde un caballero tan aficionado a la caza se atrevió a continuar su pasatiempo incluso en domingo, día de asueto.

En una de estas jornadas persiguió a su presa hasta los pies del altar de una iglesia en medio de la ceremonia, y ahí mismo le dio muerte. El sacerdote, enojado ante tal falta de respeto, maldijo al cazador. Del suelo salieron varios enormes perros que tomaron al caballero entre sus dientes y lo hicieron pedazos. 

Desde entonces, durante las noches de tormenta se puede ver al espectro en busca de alguna presa que deberá llevar al infierno. La comitiva que acompañaba a estos seres malditos estaba compuesta por almas perdidas que en tropel pasaban a gran velocidad presagiando catástrofes, guerras, epidemias y muerte.

En algunas latitudes sólo se escuchaba el aullido terrible de los sabuesos ladrando de manera semejante al trueno.  Cuando algún desafortunado llegaba a encontrarse con ellos, la única forma de salvar la vida era echarse pecho tierra y cubrir su cabeza, entonces los perros y caballos pasaban por encima sin hacerle daño.

En cambio, si no lo hacía podía quedar atrapado por el séquito y ser arrastrado cientos de kilómetros lejos de su hogar, o morir atropellado. Si perecía, su destino era convertirse en un jinete más de esta terrible escuadra, que a veces vista en conjunto tenía la apariencia de un gran caballo blanco. 

Jinete decapitado y el rey Arturo

Una de las historias más antiguas en la que aparece un jinete decapitado, como el que menciona Irving en su cuento, es el romance medieval Sir Gawain y el caballero verde, escrito a finales del siglo XIV.

En él, un hombre cuya piel y ropas son de tono verde llega hasta Camelot, donde se hallan el rey Arturo y sus caballeros de la Mesa Redonda. Desafiante, los reta a pelear contra él y asestarle un golpe, el cual les promete devolver luego de un año.

Sir Gawain, sobrino de Arturo y uno de sus más valientes hombres, se ofrece a luchar y, luego de un fiero combate, decapita al extraño. Mientras todos los presentes observan la cabeza rodar por el suelo, el cuerpo del forastero ‘verde’ se levanta para recogerla.

Después la coloca bajo su brazo y se marcha, no sin antes recordar a Sir Gawain que el año próximo sería su turno de cortarle la cabeza. Un año después Sir Gawain cumple su promesa y lo busca para sufrir el mismo destino, mostrando de este modo su honor y valor. 

MITOS Y LEYENDAS: LA SIGUANABA, SEÑORA TENTACIÓN
Sir Gawain y el Caballero Verde.

Otro cabalgador degollado es un ser de la tradición irlandesa llamado dullahan, quien sostiene su cabeza entre las manos. Él monta un corcel negro que escupe fuego y tiene llamas en los ojos.

Las creencias cuentan que únicamente se apea del caballo para anunciar el nombre de la siguiente persona que va a morir con un espantoso grito, siendo una especie de contraparte masculina de la banshee.

A veces se le identifica con el conductor del ‘Carruaje de la muerte’, un coche hecho de huesos y rodeado de flamas en el cual recolecta las almas de los muertos.

Las leyendas que incluyen jinetes son parte del folclor de muchas ciudades y pueblos pues, como mencionan el escritor Jonathan Kruk en su libro Legends and Love of Sleepy Hollow and the Hudson Valley, “sin duda en el inconsciente humano la visión de un hombre decapitado montado a caballo produce un miedo primigenio y cierta terrible fascinación”, lo cual podría explicar por qué este tipo de historias fantásticas atemorizan a chicos y grandes a pesar del tiempo.

MITOS Y LEYENDAS: BANSHEES, LAS EMISARIAS DE LA MUERTE
MITOS Y LEYENDAS: LAS GUERRERAS AMAZONAS
Muy Interesante

Compartir
Publicado por
Muy Interesante
Tags: Jinete jinete decapitado mitos y leyendas

Contenido reciente

  • Ciencia y Tecnologia
  • Espacio

Científicos nazis pierden sus nombres en cráteres de la Luna

Dos científicos nazis pierden sus nombres en cráteres de la Luna ya que se considera inapropiado homenajear a personas implicadas…

10 horas atrás
  • Ciencia y Tecnologia
  • Espacio

Observan el núcleo de un planeta gaseoso por primera vez en la historia.

Observan el núcleo de un planeta gaseoso por primera vez en la historia. Los astrónomos se sorprendieron ante este gran…

11 horas atrás
  • Ciencia y Tecnologia
  • Espacio
  • Espacio

Una estrella masiva desaparece sin dejar rastro

Una estrella masiva desaparece sin dejar rastro y los astrónomos que la estudiaban están atónitos ante tal suceso extraño que…

11 horas atrás
  • Salud y Bienestar

Nueva gripe porcina, lo que tienes que saber

Nueva gripe porcina es el tema del día de hoy y esto es lo que debes de saber sobre este…

2 días atrás
  • Arquitectura
  • Arte
  • Sociedad

El castillo de Clos Lucé la última morada de Leonardo Da Vinci

El castillo de Clos Lucé la última morada de Leonardo Da Vinci, esta es la historia de uno de los…

2 días atrás
  • Ciencia y Tecnologia
  • Espacio

¿A qué huele el espacio? La NASA podría tener la respuesta

¿A qué huele el espacio? La NASA podría tener la respuesta y todos podríamos tener un poco de ese aroma…

2 días atrás