Categorías: Mitos y leyendas

Mitos y leyendas: Hércules, el héroe perfecto

Desde antes de nacer, Hércules estaba destinado a vencer pruebas. Contaban los poetas griegos y romanos que Zeus, similar a como sucede en otros relatos, descendió a la ciudad de Tebas para encontrarse con Alcmena, mujer mortal con quien tuvo un romance al engañarla disfrazándose de su esposo, Anfitrión, nieto de Perseo.

Alcmena pronto se embarazó, noticia que provocó celos en la diosa Hera, esposa de Zeus.

La ira de la diosa fue tal que enfocó su venganza en aquel hijo ilegítimo, quien algún día se convertiría en el héroe grecorromano más famoso: Hércules (en la mitología romana, Heracles), referido en los relatos orales antiguos y en las obras griegas épicas, como en El escudo de Heracles (siglo VI a. C.), de Hesiodo, y la Ilíada (siglo VIII a. C.), de Homero. 

MITOS Y LEYENDAS: EL LEGADO DE ODÍN

Las fechorías de Hera contra el héroe iniciaron antes de su nacimiento, pero fue un episodio durante la infancia de Hércules el que la hizo percatarse de que no se enfrentaría con un enemigo cualquiera: una noche, cuando el pequeño semidiós dormía en su cuna, ella envió dos serpientes al lecho.

Pero para su sorpresa, el niño tomó a los reptiles entre sus manos y, con una fuerza sobrehumana, los estranguló hasta matarlos. Según los literatos, la demostración de esa doble naturaleza sería el inicio de los grandes conflictos que dicho héroe tendría, y en los cuales las antiguas civilizaciones reflejarían sus propias catarsis terrenales. 

Imagen: PETER PAUL RUBENS

Dominio mental

Para la Grecia y Roma antiguas, Hércules fungía como el protector y consejero de la humanidad.

No era dios ni hombre, pues tenía menos gloria y poder que su padre, aunque más virtudes que cualquier mortal. Encarnaba la fuerza física a la que aspiraban los hombres; los bustos y estatuas clásicas lo representan con cuerpo grande y atlético, sin embargo su talla era más pequeña que la de sus parientes dioses del Olimpo.

Las fuentes históricas revelan un comportamiento propiamente humano, por ejemplo el libertinaje o el convite. Pero sus hazañas, y el valor que tuvo al realizarlas, fueron las que le otorgaron tanta veneración.

Tras defender exitosamente a su pueblo, Tebas, de las invasiones de otras polis, el rey le concedió la mano de la princesa Megara, con quien tuvo dos hijos (en algunos libros se afirma que fueron tres).

MITOS Y LEYENDAS: ALICANTO, EL AVE DE LA FORTUNA

Fue en esta atmósfera donde la vengativa Hera prosiguió su persecución. Un día, ella manipuló a Hércules –por medio de una mujer, un hombre o un efecto divino, según las diferentes versiones del mito– para conducirlo hasta la demencia y hacerle creer que los miembros de su familia eran enemigos.

Por la noche, el semidiós aniquiló a su esposa e hijos sin piedad. Al día siguiente, lúcido de nuevo, no podía concebir la acción que había cometido por lo que decidió exiliarse a sí mismo bajo la pena de su cometido y resignarse a las amenazas que siempre le perseguirían.

Acudió al Oráculo de Delfos, medio más inmediato para comunicarse con los dioses, al cual solicitó una penitencia para absolver sus crímenes.

El oráculo le ordenó dirigirse a Argólida, ciudad regida por el rey Euristeo, a quien serviría por años mientras completaba una sucesión de 12 arriesgadas misiones, a las que ningún hombre podría sobrevivir.

Imagen: Getty

Los doce trabajos de Hércules

A Hércules le esperaban enfrentamientos letales con distintas clases de fuerzas: monstruos, objetos divinos, guerreros o dioses, pues sólo así podría expiar su culpa, característica de la mitología grecorromana que es asociada con la penitencia católica.

Su primera misión fue matar al león que aterrorizaba a los habitantes de Nemea, cuya piel gruesa y fuerte lo protegía de las heridas provocadas por los humanos.

Tras varios intentos de dañar a la bestia con flechas, Hércules decidió luchar contra ella cuerpo a cuerpo y estrangularla; luego despedazó al felino. Usó la cabeza como casco y la piel como protección de sus hombros. Desde entonces vistió esa indumentaria, con la cual sería plasmado en muchas obras artísticas de la Grecia antigua.

El siguiente objetivo fue combatir contra Hidra, serpiente gigantesca de nueve cabezas que vivía en uno de los lagos pantanosos de la región Lerna. El aire que exhalaba era tóxico.

MITOS Y LEYENDAS: DUENDES, EL CLAN DE LA “GENTE PEQUEÑA”

Hércules cortó todas las cabezas de la criatura, pero por cada una volvían a salir otras dos. La personalidad indomable del héroe le hizo tomar otra estrategia: encendió fuego en un bosque cercano y después de cortar de nuevo cada cabeza, quemó los cuellos para evitar que se regeneraran y matar a las serpientes definitivamente.

Después remojó sus flechas con la sangre de Hidra para hacerlas venenosas y mortíferas.

La misma agudeza empleó para luchar contra los pájaros de Estínfalo, con pico, garras y alas de hierro, cuyo alimento era la carne humana fresca y en parvada llegaban a cubrir la luz del Sol. Sucumbieron cuando Hércules los atacó con platillos musicales de bronce.

Otras misiones consistieron en encontrar y capturar criaturas ocultas que eran vistas como joya y amenaza al mismo tiempo: la cierva de Cerinea (con garras de bronce y cuernos de oro), el oso salvaje del monte Erimanto, el toro de Creta (expulsaba fuego por la nariz).

La superación de las pruebas a cambio de una recompensa es un evento recurrente en toda mitología. Según ciertos autores, entre más victorias obtenía Hércules, más se acercaba a la inmortalidad.

Fuente de Hércules en Salzburgo, Austria.

Fuerzas especiales

Los retos de Hércules no sólo involucraban proezas frente a terribles criaturas fantásticas. Entre sus últimas misiones se incluye la búsqueda de las manzanas doradas de las ninfas Hespérides, hijas del titán Atlas, a quien persuadió para conseguir tales objetos.

Su trabajo más singular fue limpiar en un solo día los establos del rey Áugeas, pues el lugar tenía excremento de ganado que se había acumulado durante años. Con su fuerza sobrenatural, destruyó algunas paredes del establo y dirigió el cauce de los ríos Peneo y Alfeo para que el agua limpiara la suciedad. 

El logro de los 12 trabajos marcó el éxito, las calamidades y la perseverancia que los relatos de héroes en distintas culturas retomaron, pues la figura de Hércules está presente en otras mitologías; sin embargo, no siempre tenían todas las características del relato grecorromano.

Un ejemplo es el dios egipcio Khonsu, quien realizó hazañas similares a los trabajos de Hércules, y era hijo del equivalente a Zeus en Egipto, Amón. Pero siempre existieron errores de interpretación en los documentos que referían esas similitudes de personaje.

Lo relevante para los académicos es que Hércules trascendió como símbolo de fortaleza e incluso es usado con esa metáfora en la actualidad.

MITOS Y LEYENDAS: WALPURGISNACHT, LA NOCHE DE LAS BRUJAS
Estatua de Hércules por Gilles-Lambert Godecharle. Museo Real de Bellas Artes de Bélgica, Bruselas (Bélgica).
Texto publicado en revista Muy Interesante México. 
Muy Interesante

Compartir
Publicado por
Muy Interesante
Tags: Alcmena Argólida Hércules Megara mitos Muy Interesante México

Contenido reciente

  • Medio Ambiente

Mascarillas y guantes: ONG denuncia contaminación en el Mediterráneo

El video filmado por una ONG ambientalista francesa en el mar Mediterráneo muestra mascarillas y guantes que cubren el lecho…

8 horas atrás
  • Ciencia y Tecnologia

UNAM avanza en ensayos de vacuna contra COVID-19

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ya se encuentra en la primera fase de evaluación de la vacuna contra…

8 horas atrás
  • Historia

Times New Roman, el origen de la fuente para lectores

¿Sabías que? La fuente Times New Roman se imprimió por primera vez el 3 de octubre de 1932 en el…

12 horas atrás
  • Ciencia y Tecnologia

Mosaico romano del siglo III es desenterrado en viñedo italiano

Topógrafos descubren un piso de mosaico romano en un viñedo en el norte de Italia después de varias excavaciones fallidas.…

14 horas atrás
  • Medio Ambiente

Águila arpía: geografía, alimentación y conservación

Con su rostro expresivo, collar de plumas y tonos negros y grises, no se puede negar que el águila arpía…

16 horas atrás
  • Curiosidades

¿Citas en Zoom? No te sorprendas si esas chispas se esfuman en persona

¡Ayuda! Creo que me estoy enamorando de Zoom Texto original por Sheril Kirshenbaum vía The Conversation | Para aquellos que se sumergen…

17 horas atrás