¿Cómo afecta el dormir poco la pérdida de peso?

No es ningún secreto que no dormir lo suficiente, puede causar aumento de peso, incluso si estás siguiendo una dieta y rutina de ejercicios.

No dormir lo suficiente (menos de siete horas de sueño por noche) puede reducir y deshacer los beneficios de una dieta para perder peso, según una investigación publicada en Annals of Internal Medicine.

En el estudio, un grupo de personas que hacen dieta fueron puestas en diferentes horarios de sueño. Cuando sus cuerpos recibieron un descanso adecuado, la mitad del peso que perdieron fue de grasa. Sin embargo, cuando redujeron el sueño, la cantidad de grasa perdida se redujo a la mitad, a pesar de que seguían la misma dieta. 

Además, se sentían significativamente más hambrientos, estaban menos satisfechos después de las comidas y carecían de la energía para hacer ejercicio. 

En general, aquellos con una dieta privada de sueño experimentaron una reducción del 55 % en la pérdida de grasa en comparación con sus homólogos bien descansados.

La falta de sueño cambia las células grasas

Piensa en la última vez que tuviste una mala noche de sueño. ¿Cómo te sentiste cuando despertaste? Agotado. Aturdido Confuso. ¿Tal vez incluso un poco gruñón? 

No solo tu cerebro y cuerpo se sienten de esa manera, también lo hacen las células grasas. Cuando el cuerpo está privado de sueño, sufre de «aturdimiento metabólico». 

El término fue acuñado por investigadores de la Universidad de Chicago que analizaron lo que sucedió después de sólo cuatro días de mal sueño, algo que ocurre comúnmente durante una semana ocupada. Una noche tarde en el trabajo lleva a dos noches tarde en casa, y lo siguiente que sabes es que tienes deudas de sueño. 

Imagen: Getty

Pero son solo cuatro noches, ¿qué tan malo puede ser? Es posible que pueda hacer frente bien. Después de todo, el café hace maravillas. Pero las hormonas que controlan las células grasas no se sienten igual.

En solo cuatro días después de la privación del sueño, la capacidad del  cuerpo para usar adecuadamente la insulina (hormona producida por el páncreas, que se encarga de regular la cantidad de glucosa de la sangre) se altera por completo. 

De hecho, los investigadores de la Universidad de Chicago descubrieron que la sensibilidad a la insulina disminuyó en más del 30%.

He aquí por qué eso es malo: cuando la insulina funciona bien, las células grasas eliminan los ácidos grasos y los lípidos del torrente sanguíneo y evitan el almacenamiento. 

Finalmente, cuando la insulina no funciona bien y se tiene un exceso, ésta insulina almacenando grasa en todos los lugares equivocados.Y así es exactamente cómo engordas y sufres enfermedades como la diabetes.

La falta de descanso te hace desear comida

Muchas personas creen que el hambre está relacionada con la fuerza de voluntad y aprender a controlar la llamada de su estómago, pero eso es incorrecto. El hambre está controlada por dos hormonas: leptina y grelina.

La leptina es una hormona que se produce en las células grasas. Mientras menos leptina produzca, más se sentirá vacío el estómago. Cuanta más grelina produzca, más estimulará el hambre y al mismo tiempo reducirá la cantidad de calorías que quema (tu metabolismo) y aumentará la cantidad de grasa que almacena. 

En otras palabras, se debe controlar la leptina y la grelina para perder peso con éxito, pero el dormir poco o tener malos hábitos de sueño lo hace casi imposible. 

Imagen: Getty

La investigación publicada en el Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism descubrió que dormir menos de seis horas desencadena el área del cerebro que aumenta la necesidad de alimentos al tiempo que deprime la leptina y estimula la grelina.

Si eso no es suficiente, los científicos descubrieron exactamente cómo la pérdida de sueño crea una batalla interna que hace que sea casi imposible perder peso.

Cuando no duermes lo suficiente, tus niveles de cortisol aumentan. Esta es la hormona del estrés que con frecuencia se asocia con el aumento de grasa. El cortisol también activa centros de recompensa en tu cerebro que te hacen querer comida. 

Al mismo tiempo, la pérdida de sueño hace que el cuerpo produzca más grelina. Una combinación de grelina alta y cortisol cierra las áreas del cerebro que lo hacen sentir satisfecho después de una comida, lo que significa que tiene hambre todo el tiempo, incluso si acaba de comer una gran comida.

También lee:

5 CURIOSIDADES SOBRE LOS SUEÑOS
¿QUÉ SON LOS SUEÑOS PREMONITORIOS?
OBESIDAD Y DIABETES ASOCIADAS A TRASTORNOS DEL SUEÑO

 

Muy Interesante

Compartir
Publicado por
Muy Interesante
Tags: dormir mal Dormir poco Falta de sueño

Contenido reciente

  • Historia

A 75 años, Japón recuerda a las víctimas de los ataques nucleares en Hiroshima y Nagasaki

En medio de una segunda ola de contagios de coronavirus, Japón honra la memoria de las víctimas mortales de Hiroshima…

10 horas atrás
  • Salud y Bienestar

Advierten de la venta de una vacuna falsa de COVID–19 en México

En México algunos grupos de estafadores están ofreciendo y aplican una vacuna falsa contra COVID–19, poniendo en peligro la salud…

14 horas atrás
  • Historia

Kokura: la ciudad que se salvó dos veces de la bomba atómica

Hiroshima y Nagasaki quedaron marcadas en la historia por ser los objetivos de las dos únicas bombas atómicas utilizadas por…

16 horas atrás
  • Salud y Bienestar

Ganglios linfáticos: 4 señales de que algo anda mal y debes ir al médico

Los ganglios linfáticos son parte esencial del sistema inmune. Se trata de un grupo de nódulos del tamaño de un…

1 día atrás
  • Ciencia y Tecnologia
  • Espacio

Un prototipo de Starship de Elon Musk logra despegar y aterrizar con éxito

Starship es la apuesta de SpaceX para conquistar el Sistema Solar. Después de distintas pruebas, la nave espacial logró despegar…

2 días atrás
  • Ciencia y Tecnologia
  • Espacio

MOXIE: el plan de la NASA para crear oxígeno en Marte

Marte es el siguiente objetivo de la exploración espacial y los planes para enviar una misión tripulada son cada vez…

2 días atrás