¿Por qué es tan difícil llorar para los hombres?

Con el tiempo, las emociones reprimidas pueden desencadenar cambios fisiológicos que se manifiestan en síntomas clínicos tales como la presión arterial alta.