Categorías: Salud y Bienestar

Ortorexia, la obsesión por comer sano

Este trastorno fue descrito por primera vez en 1997 y afecta por igual a hombres y mujeres

La ortorexia (orthos, correcto, y orexis, comer), identificada como un trastorno de la conducta alimenticia, define a las personas que tienen una obsesión por comer sólo alimentos orgánicos (libres de aditivos, conservadores artificiales, o producidos sin elementos químicos) o probióticos (con microorganismos vivos adicionados, como los lactobacilos que contribuyen al equilibrio de la flora bacteriana intestinal). Esta compulsión es una patología reciente (aún no aparece en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales) y su desarrollo suele darse entre la gente con poder adquisitivo, que puede comprar este tipo de alimentos, por lo general de elevado precio.

Buscan productos probióticos u orgánicos, y rechazan la carne (por la grasa y las hormonas), las verduras cultivadas en sembradíos (donde se utilizan pesticidas o herbicidas), los productos genéticamente modificados, los saborizantes, los colorantes, los conservadores, y todos los alimentos industrializados. Pero así como no comen ninguno de ellos, tampoco consideran que deben sustituir los nutrientes que proporcionan y son necesarios para el organismo, como las proteínas o una cantidad mínima de grasa o de carbohidratos. Otra característica es que ocupan la mayor parte de su tiempo en pensar qué van a consumir, y temen comer en restaurantes o en casas de amigos porque quizá no cumplen sus estándares de alimentación; esto poco a poco los aisla.

«Ignoran, o minimizan, que una buena alimentación debe estar balanceada; en cambio, se obsesionan con lo ‘saludable’, y no ingieren nada más. Esto lleva a los ortoréxicos a la desnutrición y a la inanición«, explica Gilda Gómez Peresmitré, investigadora de la Facultad de Psicología de la UNAM.

La ortorexia fue descrita por primera vez en 1997 por el médico estadounidense Steve Bratman, y tiene algunas similitudes y diferencias con la anorexia y la bulimia. A diferencia de las personas anoréxicas, las ortoréxicas no piensan en la cantidad o el tamaño de las porciones, en si van a engordar o no, sino en la calidad de lo que ingerirán. El problema no radica en la preocupación de comer de manera sana, sino en su transformación en una obsesión patológica, señala Gómez Peresmitré.

Como ocurre con la bulimia y la anorexia, la presión social y los estereotipos juegan un papel fundamental en su aparición, puntualiza la académica. Fuente: UNAM

España Mohar

Compartir
Publicado por
España Mohar

Contenido reciente

  • Curiosidades

Egipto lanza recorridos virtuales de sitios arqueológicos

El Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto lanzó una serie de video recorridos virtuales y guiados de museos y…

1 hora atrás
  • Sociedad

Ciudad de México reparte kits médicos a personas con síntomas de coronavirus

Mascarillas, gel desinfectante y paracetamol son parte de los productos que conforman los kits médicos que está enviando el gobierno…

3 horas atrás
  • Curiosidades

Desafiando a la gravedad: El cumpleaños de Marc Chagall

La recreación de escenas románticas ha sido un tema muy socorrido por grandes pintores. Baste mencionar, hacia fines del siglo…

3 horas atrás
  • Ciencia y Tecnologia

Algunas formas de canibalismo en animales podrían ser signo de cuidado parental

El comerse a sus crías o abandonarlas es una acción no tan extraña en el mundo animal. Por ejemplo, los…

4 horas atrás
  • Historia

Charles Baudelaire: el ferviente admirador de Poe

Charles Baudelaire (1821-1867) fue uno de los poetas más convincentes del siglo XIX. Se distingue en la literatura francesa, sus…

6 horas atrás
  • Curiosidades

Encuentra las 84 películas y series ocultas en el póster de Gremlins

Te retamos a que eches un vistazo a la siguiente impresión de Gremlins del artista Ape Meets Girl, también conocido…

8 horas atrás