Categorías: Sociedad

Acumular demasiadas horas en pantalla genera inestabilidad emocional y pérdida cognitiva

Sin saberlo, cada vez más personas están condicionando su estabilidad emocional a la cantidad de horas en pantalla que acumulan.

La pandemia por COVID-19 enfatizó una dependencia que la humanidad ya cargaba a cuestas. A raíz de las medidas de sana distancia, las dinámicas laborales, sociales y académicas tuvieron que trasladarse a la virtualidad. En consecuencia, las horas en pantalla se acumulan durante el día se elevaron considerablemente.

A más de año y medio de comenzada la crisis sanitaria, cuando los estragos neurológicos y cognitivos que el virus deja a su paso apenas están manifestándose, resulta ser que el contacto excesivo con las pantallas está impactando negativamente a las personas. Además de deformar nuestro sentido de empatía, parece ser que está ralentizando algunos procesos cognitivos e incidiendo en la estabilidad emocional de las personas. Esto es lo que sabemos.

Consecuencias sociales, cognitivas y emocionales

Fotografía: Kindel Media / Pexels

Las consecuencias físicas aparecen como los primeros síntomas. Cuando se acumulan demasiadas horas en pantalla, un malestar discreto en los ojos se manifiesta. Le sigue un dolor constante —y al inicio, sutil— de cabeza. Luego empeora. De acuerdo con un estudio conducido por Harvard, eventualmente los estragos cognitivos y neurológicos se hacen cada vez más presentes.

El pediatra Michael Rich, director del Centro de Medios y Salud Infantil del Boston Children’s Hospital, tenía la intención de reducir el impacto y ayudar a los padres de familia a mitigar estas consecuencias en las generaciones más jóvenes. Como líder del esfuerzo de investigación, el experto destacó lo siguiente:

“No es cuánto tiempo estamos usando pantallas lo que realmente importa; es cómo los estamos usando y qué está sucediendo en nuestros cerebros en respuesta ”, explica Rich, profesor asociado de pediatría en HMS y profesor asociado de ciencias sociales y del comportamiento en Harvard.

Aunque el cerebro humano está diseñado para crear redes neuronales cada vez más amplias, el contacto excesivo con las plataformas digitales están obstruyendo este proceso. Esto es así porque, según los resultados obtenidos por Rich, la interacción con el mundo virtual resulta en una estimulación “empobrecida” del sistema nervioso en comparación con la realidad.

Te sugerimos: El uso excesivo del smartphone está destruyendo nuestro sentido de empatía

Vacío emocional

Fotografía: Verne Ho / Unsplash

Aunque el estrato neurológico ya está siendo afectado por la acumulación de horas en pantalla, el problema no se detiene ahí. Por el contrario, a nivel emocional, la interacción constante con la virtualidad también tiene impactos negativos, cada vez más incrustados en la vida diaria de las personas.

En la actualidad, a partir de un reportaje de The Wall Street Journal, se sabe que Instagram genera dismorfia en las adolescentes. Según un reporte reciente que se filtró de Facebook, los niveles de oxitocina principalmente en mujeres jóvenes está cambiando según el número de seguidores e interacciones que consiguen en sus publicaciones.

No sólo eso: la necesidad de retroalimentación instantánea —y aparentemente infinita— está provocando ansiedad en las personas. Al punto que, según el estudio, los incapacita a nivel social. En lugar de enfrentarse a los retos de la vida real, cada vez más personas prefieren relacionarse a distancia.

En consecuencia, los jóvenes se sienten más solos, y condicionan —sin saberlo— su estabilidad emocional a la numeralia que les arrojan sus perfiles en redes sociales. Por ello, “pasar demasiado tiempo en el mundo virtual de las pantallas también puede tener un impacto negativo en cómo te percibes a ti mismo“, concluyen los científicos.

Sigue leyendo:

Cerrar la pantalla: la clave para mitigar los estragos mentales de la pandemia

Pasar dos horas a la semana en la naturaleza aumenta la actividad del cerebro, revela un estudio

Andrea Fischer @www.twitter.com/andreafis

Hago periodismo de ciencia. Construyo historias que buscan algo insólito desde la cotidianidad. Por eso, también, me gusta llevar mi Minolta análoga a todos lados. La cámara tiene más años que yo, pero nos entendemos. No se me quita la moleta costumbre de escribir a mano. Edito Muy Interesante para México y América Latina. Me desempeño como corresponsal especial para National Geographic en Español, Wall Street International Magazine y otros títulos digitales.

Compartir
Publicado por
Tags: largas horas de trabajo pantalla pantallas redes sociales síndrome visual de las pantallas smartphone sociedad

Contenido reciente

  • Ciencia y Tecnologia

OMS busca crear un protocolo para combatir pandemias futuras

La Organización Mundial de la Salud (OMS) busca generar un acuerdo internacional que preparare a sus países integrantes para pandemias…

6 horas atrás
  • Espacio

¿Un asteroide del tamaño de una cancha de futbol impactará la órbita de la Tierra hoy?

De acuerdo con cálculos de la NASA, un asteroide pequeño –sin oportunidad de impacto– se acercará a la órbita terrestre…

10 horas atrás
  • Muy Junior

Así se vive Yulin, el festival chino donde se comen a más de 10 mil perros

Desde la década de los 90, el Festival de la Carne de Perro en Yulin implica el sacrificio de más…

12 horas atrás
  • Ciencia y Tecnologia

Los transplantes de pulmón son cada vez más frecuentes en pacientes de COVID-19

1 de cada 10 transplantes de pulmón en Estados Unidos originan por casos positivos de coronavirus. Muchos de ellos decidieron…

14 horas atrás
  • Medio Ambiente

La contaminación del aire eleva el riesgo de depresión y afecta el funcionamiento del cerebro

La contaminación del aire no sólo contribuye al cambio climático, sino que produce depresión en las personas aparentemente sanas. El…

1 día atrás
  • Espacio

El plan de la ONU para garantizar la paz en el espacio exterior

Con una creciente actividad comercial en el espacio, a la ONU le preocupa que la paz pueda garantizarse en un…

2 días atrás